Bestiario

Un bestiario o bestiario medieval, palabra que proviene del Latín bestiarum,[1] es un compendio de bestias. Se hicieron muy populares durante la Edad Media en forma de volúmenes ilustrados que describían animales, plantas o motivos orgánicos de la naturaleza. La historia natural y la ilustración de cada una de estas bestias se solía acompañar con una lección moral, reflejando la creencia de que el mundo era literalmente la creación de Dios, y que por tanto cada ser vivo tenía su función en él. Por ejemplo, el pelícano, del que se creía que se abría su propio pecho para dar vida a sus polluelos con su propia sangre, era, a través de su sacrificio, una viva representación de Jesucristo. El bestiario, por tanto, es también una referencia al lenguaje simbólico de los animales en la literatura y el arte cristianos de occidente. (Wikipedia)


Para hacer nuestro bestiario vamos a crear terroríficas o encantadoras bestias a partir de la siguiente tabla: 

Cuando lo tengas, imagina un ser que tenga características de todos los elementos de la lista.
Por ejemplo, yo he cubierto la ficha con las siguientes palabras: cocodrilo, cisne, jirafa, melocotón, lengua y azul.
A partir de ellas, se me ha ocurrido un animal alado, con cabeza de reptil, piel suave y aterciopelada, como la de un melocotón, el cuello muy largo y la lengua de color azul. Podrás ver su imagen en la página siguiente.
¿Qué ser te has inventado tú? Una vez le hayas dado forma, prueba a describirlo:
¿Es inteligente? ¿De qué se alimenta? ¿Cómo es su hábitat? ¿Y sus relaciones con otros seres? Imagina su vida con todos los detalles que seas capaz.

Anuncios

Comenzamos una nueva etapa creativa haciendo de este blog un espacio de creación libre para mis alumnos de secundaria y Bachillerato y todo aquel que quiera asomarse a este proyecto.

Sed bienvenidos

javipas.com